Moneda de Plata Naufragio Batavia (Australia)

$193.490

c/u

Disponibilidad: Solo quedan 4 disponibles

Pago con tarjetas

Nota: Consulte por nuestras opciones de entrega.

Información del Producto:

1ª moneda de la Serie Naufragio de la Real Casa de la Moneda de Australia

Primera moneda con forma triangular del mundo.

El exquisito diseño del reverso transmite dos escenas para comunicar el viaje del Batavia. Con la imagen del barco en posición vertical, se muestra al Batavia zarpando en todo su esplendor. Al girar la moneda para ver el texto de “1629” y “Batavia” en posición vertical, se representa el barco en su estado final, volcado poco después de naufragar en 1629. El borde que rodea el diseño principal también incorpora elementos de diseño únicos del Batavia. El diseño del anverso representa la lucha entre los supervivientes del motín y el Batavia antes de su desaparición definitiva.

Construido en Ámsterdam en 1628 y zarpando de Texel hacia las Indias Orientales Neerlandesas ese mismo año, el Batavia no era en apariencia más que otro barco mercante que se dirigía al este. Lo que siguió fue una espeluznante historia de brutalidad en nombre del interés propio que aún se recuerda casi cuatro siglos después. Al mando de Francisco Pelsaert y capitaneado por Ariaen Jacobsz, el barco transportaba una enorme provisión de oro y plata de comercio, y a un comerciante menor llamado Jeronimus Cornelisz, un farmacéutico arruinado de Haarlem que huía de los Países Bajos.

Durante el viaje, Jacobsz y Cornelisz concibieron un plan para apoderarse del barco. El 4 de junio de 1629, el barco chocó contra Morning Reef, cerca de la isla Beacon, en la costa de Australia Occidental. La mayoría de los pasajeros y la tripulación lograron desembarcar en una isla, pero 40 personas se ahogaron de las 322 que iban a bordo. Tras darse cuenta de que en las islas no había agua dulce ni alimentos suficientes, Pelsaert se dirigió a tierra firme en una lancha de 9,1 metros de eslora, sólo para descubrir que tampoco había agua dulce. En lo que se considera una de las mayores hazañas de la navegación en barcos abiertos, Pelsaert, Jacobsz y algunos otros emprendieron un viaje de 33 días hasta Batavia, actual Yakarta, en el que todos sobrevivieron. El Gobernador General de Batavia, Jan Coen, dio inmediatamente a Pelsaert el mando del Sardam para rescatar a los demás supervivientes, así como para intentar rescatar riquezas del naufragio del Batavia.

Al llegar dos meses después de abandonar el naufragio del Batavia, lo que descubrió fue espeluznante. Cornelisz, que había quedado a cargo de los supervivientes, se dio cuenta de que si el grupo que se dirigía a la ciudad de Batavia tenía éxito, el descubrimiento del motín planeado llevaría a posibles ejecuciones, por lo que planeó secuestrar cualquier barco de rescate y tratar de encontrar refugio en algún lugar remoto, utilizando el oro y la plata para iniciar un nuevo reino. Sin embargo, habría que eliminar a los opositores. Tras hacerse con el control enviando a los soldados a la cercana isla de West Wallabi, con el falso pretexto de buscar agua y abandonarlos allí, Cornelisz se hizo con el control total. Durante los dos meses siguientes, “con una banda de jóvenes asesinos, Cornelisz empezó a matar sistemáticamente a cualquiera que considerara un problema para su reino del terror o una carga para sus limitados recursos”. Los amotinados se embriagaron matando, y nadie podía detenerlos. Sólo necesitaban la más mínima excusa para ahogar, golpear, estrangular o apuñalar hasta la muerte a cualquiera de sus víctimas, incluidas mujeres y niños”. En total, sus seguidores asesinaron al menos a 110 hombres, mujeres y niños.

Los soldados que Cornelisz creía haber abandonado habían encontrado en realidad buenos suministros de comida y agua, y al enterarse de lo que Cornelisz había hecho fabricaron algunas armas y construyeron un pequeño fuerte. Tras varias batallas con hombres armados con mosquetes enviados por Cornelisz, se impusieron hasta que llegó Pelsaert con refuerzos que, juntos, pronto capturaron a todos los amotinados.

Pelsaert celebró juicios en las islas y los peores infractores fueron ahorcados tras cortarles las manos. Otros fueron castigados en Batavia, incluso Pelsaert no escapó ya que una junta de investigación decidió que Pelsaert había ejercido una falta de autoridad y por lo tanto era en parte responsable de lo sucedido.

Especificaciones:

Año: 2019

Pureza: .999

Fabricante: Real Casa de la Moneda de Australia

Condición: Brillante Sin Circular

Valor nominal: $1 AUD

País de emisión: Australia

Diseño del canto: Liso

Serie: Naufragio Australiano

Tirada: 20.000

Tipo de embalaje: Cápsula de plástico

Dimensiones del paquete: 2x2x0.4

Peso del metal: 1 onza troy

Para mayor información sobre nuestros productos contáctenos al correo info@aurica.cl

Para mayor información sobre ventas y post-venta online escríbanos al correo tienda@aurica.cl

También puede contactarnos al teléfono: +(56) 233 399 360

Recuerde leer nuestros Términos y Condiciones

Carrito de compra